ENVÍOS GRATIS EN COMPRAS SUPERIORES A 75€

Aprovechando que es el primer post del año, queremos compartir contigo algunas claves que nos sirvieron para alcanzar nuestros objetivos en 2019 y cómo aplicarlas con ayuda nuestra papelería.

 

• DEFINE TUS METAS Y ASUME EL MANDO •

El primer paso a la hora de trazar un plan efectivo es tener claro hacia dónde te diriges. Tómate tu tiempo para decidir cuáles serán tus objetivos para los próximos doce meses porque sólo con una meta bien definida podrás fijar el rumbo en la dirección correcta. Evita hacer una larga lista de proyectos imposibles que acabarás abandonando y jerarquiza tus prioridades seleccionando sólo aquellos logros que de verdad te haría feliz alcanzar. No te precipites y reflexiona, escoge objetivos realistas y medibles que puedas abarcar aunque impliquen altas dosis de esfuerzo.

 

 

• PON FECHA A TUS PROYECTOS •

¿Ya tienes tu lista? Entonces ha llegado el momento de organizarte, y para ello te recomendamos repartir tus esfuerzos en el tiempo para que se conviertan en pequeñas acciones que día a día te vayan acercando a tu propósito.

 

 

Si no sabes cómo organizar toda esa información comienza siguiendo estos tres pasos:

1-Ubica tus metas en el calendario y establece una fecha límite para cumplirlas: sin un deadline, el horizonte de tus plazos se irá alargando y terminarás el año sin alcanzar tus objetivos. Tú y sólo tú eres la persona responsable de tu proyecto, comprométete con las fechas y no te hagas trampas. Se tu mejor jefe y tu mejor empleado, actúa con responsabilidad y prémiate por el trabajo bien hecho.

2-Reparte los objetivos por semanas: con ayuda del planificador semanal, puedes dividir los objetivos mensuales por semanas. Un consejo que nos ayuda mucho a sacarle rendimiento a nuestro tiempo es dedicar un rato el domingo por la tarde para planificar la semana siguiente. De esa manera la empezarás sabiendo exactamente lo que tienes que hacer y evitando perder el tiempo en divagaciones.

3-Haz una lista de tareas diarias: Ya has ubicado tu meta mensual en el calendario y las has dividido en objetivos que has repartido por semanas. Sólo te queda coger un bloc y desglosar esos objetivos semanales en una lista de tareas diarias.

 

• MANTÉN LA MOTIVACIÓN •

Pon por escrito tu meta y cuélgala en un lugar donde la veas cada día. Visualízala siempre que pierdas el foco y recompénsate cada semana con un premio que refuerce tu motivación y te recuerde el buen trabajo que estás haciendo. No olvides que el descanso forma parte del entrenamiento y dedica un tiempo a la semana para desconectar de tu proyecto y ventilar la mente.

 

 

Y un último consejo que quizá sea el más importante: no te conformes con el momento de alcanzar la meta, disfruta del proceso y diviértete construyendo.

Descubre todos los productos de papelería de Something Cute

No tienes permisos para registrarte